Mario Mantese - Maestro M

Quien se diluye en el Amor Divino abandona definitivamente el juego de lo manifestado y se une en el aquí y el ahora al Misterio del Cielo.